El masaje infantil es una antigua práctica que se ha transmitido de madres a hijas en diversas culturas del mundo y en diferentes tradiciones. Muchos estudios de investigación revelan la necesidad del contacto afectivo como parte fundamental del desarrollo en los primeros años de vida; este masaje es una forma fácil y agradable de establecer este contacto y también de nutrirse de los beneficios físicos que aporta al bebé o al niño.

¿Para qué sirve? 
* El tacto es un poderoso medio para el desarrollo fisiológico, psicológico y emocional del bebé. Beneficia tanto al bebé, como a los padres y madres y/o personas más cercanas a él, estimulando y fortaleciendo los vínculos afectivos y la escucha mutua.

* Facilita la relajación y el descanso.

* Ayuda a estimular órganos y músculos.

* En bebés alivia procesos tales como cólicos y dentición.

* En niños con conductas agresivas, transforma comportamientos y relaciones. 


* Ayuda a los niños en periodos de adaptación en que tienen más dificultades. 

* Incentiva la creatividad y la expresividad tanto del lenguaje corporal como del verbal. 


¿A partir de qué edad se puede aplicar?
El masaje infantil se puede hacer desde el momento del nacimiento, sin límites de edad, ya que cuando los niños se acostumbran a recibir masajes desde pequeños, suelen pedirlos cuando los necesitan.


El curso se dicta en 3 horas, puede ser horario de mañana o de tarde.

Quiénes Somos

Vida en Espiral es un proyecto que tiene cómo objetivo el desarrollo personal mediante el auto-descubrimiento a través de talleres, consultas privadas y ceremonias.
También apunta a reflexionar sobre nuestros hábitos como seres integrales y a dar herramientas para concretar cambios auto-propuestos.

Continuar leyendo

Suscríbete a nuestras noticias!

Con la tecnología de Blogger.

Política de Privacidad

Le informamos que sus datos personales serán tratados por BIOSANA SOCIEDAD COOPERATIVA, con el fin de gestionar su solicitud y el mantenimiento de las relaciones profesionales y comerciales con usted.

Copyright © Vida en Espiral