El 7 de Mayo ha sido un día muy especial para todos en Vida en Espiral, en Más Amor, pero sobre todo ha sido especial para las 6 niñas y el niño que recibieron su rito de paso a la segunda infancia.
Festejando, marcando el antes y después de esta etapa en la que todos hemos atravesado: pasar de que los padres o cuidadores sean imprescindibles para la supervivencia, otorgando el alimento, vistiéndonos, etc... a que a partir de ahora no sólo estos pequeños ya se valen por si solos, saben vestirse, coger una fruta cuando lo desean y hasta ducharse! Y también son colaboradores en la familia y por ende en la comunidad, ayudan a poner la mesa, a limpiar cuando derraman un vaso de agua..y muchas cosas más! Tienen una independencia y autonomía que antes no tenían.
Para los padres y madres es un momento importante también, tomar conciencia de que ya no son bebés, por tal, no podemos mantener los mismos códigos de comunicación, observar y alegrarnos que los hijos e hijas crecen, evolucionan, sus alas se empiezan a ver cuando van a ser una compra solos, cuando aprenden a andar en bicicleta y se alejan más de 15 metros de nuestro lado....
Los ritos marcan, nos hacen tomar conciencia y volver a ubicarnos en nuestros valores y creencias según la realidad del tiempo presente, sin añoranza del pasado y sin preocupaciones por lo que vendrá.
                                   Vivir hoy, disfrutar y disfrutar a nuestros hijos e hijas hoy....

Hace tiempo atrás estos pasos en el crecimiento y desarrollo humano se marcaban con ritos hechos a la circunstancia de la comunidad, (no era poner la ropa sucia en la lavadora) si no que era entregar una lanza y traer una pieza de comida a la familia, así, respetando a nuestros antepasados y siendo coherentes con nuestras vidas, marcamos el rito con una fiesta y también con algún desafío, en este caso ha sido plantar un manzano mientras los adultos los animamos y apoyamos con canciones.
Este rito nunca ha desaparecido a nivel histórico, se ha mantenido con la llegada de las religiones festejando la comunión, donde el simbolismo de que el niño y niña es presentado en sociedad como una persona que ya es responsable de sus actos, adquiere un compromiso espiritual, aprende a discernir y elige por sí mismo, sin olvidar que también se hacen grandes festejos para este rito.
Sea cual sea la forma en que hayamos pasado esta etapa, siempre estará marcada, como se marcan las estaciones en la rueda solar....    
         





Desde Vida en Espiral expresamos la infinita gratitud que sentimos al permitirnos ser parte de esta historia en la vida de vuestras hijas e hijos...

Quiénes Somos

Vida en Espiral es un proyecto que tiene cómo objetivo el desarrollo personal mediante el auto-descubrimiento a través de talleres, consultas privadas y ceremonias.
También apunta a reflexionar sobre nuestros hábitos como seres integrales y a dar herramientas para concretar cambios auto-propuestos.

Continuar leyendo

Suscríbete a nuestras noticias!

Con la tecnología de Blogger.

Copyright © Vida en Espiral